Una semana histórica para las personas trans* españolas pero, ¿dónde están las reflexiones?

Hoy publicamos un artículo de opinión, una aportación de Paul McIntyre, padre de una niña trans, sobre la reacción social al autobús transfóbico de Hazte Oír y cómo se ha tratado en los medios. ¡Esperamos que os guste!

La semana pasada fue una semana extraordinaria ya que diariamente en los medios de comunicación se hablaba de menores trans, como consecuencia de la campaña del grupo 14897750637770ultra católico Hazte Oír. Tenían previsto circular un autobús transfóbico por las calles de Madrid para más tarde seguir por otras partes de España. El lema que iban paseando en su autobús decía: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo”.

Este lema no sólo cuestiona el derecho de existencia de los menores trans, sino que también intenta reafirmar el modelo de familia tradicional. Lo realmente extraordinario fue la respuesta contundente y multitudinaria no sólo de los medios (especialmente del programa El Intermedio), sino de toda la sociedad española. Desde el colectivo trans se siente como un cambio histórico, uno de esos momentos mágicos en el cual por primera vez nuestra sociedad ve el mundo con otras lentes.

El apoyo ha llegado de forma abrumadora a favor de los menores trans, quienes han suscitado gran simpatía. Como padre de una niña trans, ha sido fantástico escuchar conversaciones en los bares y en las calles, siempre palabras de apoyo hacia los menores trans. Hay una cierta sensación de rechazo y repugnancia hacia Hazte Oír, organización inteligente-respuesta-escolares-onubenses-Hazte_MDSIMA20170311_0039_9cuyo deseo es obligar a nuestros menores trans a regresar a un modelo social que en última instancia es perjudicial para ellos. Sin embargo, el posicionamiento de la sociedad ha logrado que las personas que no apoyan a los menores trans no se sientan libres de expresarlo abiertamente. En lugar de que las personas trans se sientan juzgadas y cuestionadas por la sociedad, es la sociedad la que ahora comienza a cuestionar a aquellos que juzgan a las personas trans.

Por otra parte respondiendo a los ataques transfóbicos de Hazte Oír, El Intermedio salió a la calle con un autobús reivindicativo defendiendo los derechos de nuestros menores trans. Sin embargo, algunas personas del colectivo trans cuestionan la parte del lema del Intermedio que dice La identidad no se elige. Este lema da por sentado que uno no elige ser trans, sino que es algo innato. Después de todo, ¿ qué sentido tiene que una persona elija en el mejor de los casos el “bullying”, y en el peor la violencia no sólo social sino también por parte de nuestras instituciones que no reconocen sus derechos fundamentales y les diagnostican con trastornos mentales?

Sin embargo, hay una parte del colectivo trans que cuestiona la idea de que la identidad de género no se elija. Critican los roles de género impuestos como una forma de control político, cultural y social. Cuestionan si el género se construye a través de un proceso sociocultural en lugar de ser una cuestión natural o biológica.

wyoming-contraataca-a-hazte-oir-con-un-autobus-reivindicativoPor ejemplo, si es cierto que ser hombre o mujer es totalmente natural ¿por qué ponemos tanto énfasis en enseñar a nuestros hijos los roles de género? ¿No deberían de estar presentes de forma natural? Como dice el psicólogo Jean Laplanche los adultos, vamos bombardeando a nuestros hijos con mensajes de asignación de género que a su vez ellos van asimilando e interiorizando.

Somos tan conscientes de nuestros roles de género y de cómo estos condicionan nuestras vidas que la primera pregunta que hacemos sobre un bebé antes de que nazca es si es “niño o niña”. ¿Por qué asociamos el color rosa con niñas y el azul con niños? ¿No es interesante que después del último Masterchef infantil ahora ya se pueden comprar cocinitas de juguete para los niños y no sólo para niñas? Ahora parece que jugar a cocinitas también es socialmente aceptable para chicos. ¿Por qué cuando Charlize Theron salió con su hijo vestido de Elsa a la calle, provocó tanto revuelo en las redes sociales? ¿El nivel de repudia hubiera sido el mismo si hubiera sido una niña vestida de Superman? Nos deberíamos preguntar porqué hay más rechazo a los chicos femeninos pero menos a las chicas masculinas. Si el género fuera natural el rechazo sería indiscriminado. Y por último, ¿por qué Hazte Oír se esfuerza tanto en promocionar panfletos con educación sexual entre los colegios? ¿Por qué les aterra la idea de contagio si el género es “natural”?

La filósofa Judith Butler, en Deshaciendo el Género, habla de un cierto punto psicológico donde la cultura en la que vivimos, las normas que nos constituyen y nuestra identidad convergen para construir quienes somos. Butler dice “Si siempre soy constituido por normas que no están hechas por mí, entonces tengo que comprender las maneras en que dicha constitución tiene lugar. Está claro que la escenificación y la estructuración del afecto y el deseo son una manera mediante la cual las normas labran lo que siento como más apropiado para mí.”

Aunque Butler no pone en duda lo que sentimos sobre nuestra identidad de género, dice que es imposible desvincularla de los contextos de expectativas y normas sociales que crean esa identidad. A su vez, tampoco lo podemos desvincular de los roles de género (masculino/femenino) ya que también forman parte de nuestra identidad y no están biológicamente fijados sino que son una construcción social, como dice Butler. Si no nos hubiéramos cuestionado los roles de género, las mujeres seguirían sin disfrutar del derecho a votar y las personas trans hubieran continuado sin visibilizarse. Aunque el lema de El Intermedio dice la identidad de género no se elige, los roles de género sí.

Todavía nos queda por ver un retrato real del colectivo trans en los medios de comunicación que no caiga en los estereotipos y los mitos de lo que es ser trans. Por desgracia el Intermedio reprodujo el típico retrato de transiciones de hombre a mujer. ft_notiintermedioCAMPASLas entrevistas más largas fueron con mujeres trans con la excepción de la entrevista a un niño de 11 años. Se enfocó en la transición en sí y no se mencionó el importante papel activista y reivindicativo de algunas de las mujeres entrevistadas. Sólo mostrando la diversidad del colectivo trans podemos cuestionar los estrictos regímenes de género por el que se rige nuestra sociedad. En lugar de formularnos preguntas importantes de porqué existe la transfobia en nuestra sociedad, todo el enfoque se pone en organizaciones extremistas como Hazte Oír, cuando por desgracia convivimos todos con la transfobia. A pesar de esta crítica (se critica a quién puede entender) agradecemos el espacio que El Intermedio dedicó a las identidades trans y quedamos impacientes por ver plasmada una visión con más profundidad en la que se muestre la diversidad, el activismo, los logros y la lucha de nuestro colectivo trans.

Paul McIntyre / Barcelona 19 marzo 2017

En la plataforma de asociaciones trans* Trans*forma la Salut seguimos trabajando para la implantación de un nuevo modelo de atención a las personas trans* respetuoso, no patologizante y universal. Si tu o tu asociación queréis darnos tu apoyo, os podéis adherir a través de este formulario. ¡Muchas gracias!

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s